¿LA CREENCIA EN LA GRAN PIRÁMIDE ERA UNA DOCTRINA FUNDAMENTAL PARA LOS PRIMEROS ESTUDIANTES DE LA BIBLIA?


Español 🇪🇸

No, no era. En un artículo sobre doctrinas fundamentales, Russell dice:

“Hay ciertas características de la doctrina de Cristo que son fundamentales e indispensables, y sin las cuales nadie sería reconocido por el Señor como uno de sus seguidores. Hay otras características que parecen ser útiles, bendecidas, pero no fundamentales — no esenciales para ser miembro del Cuerpo de Cristo …” (R5284 — La Atalaya, 1 de agosto de 1913, pág. 231)

A partir de ahí Russell enumera algunos puntos que él consideraba fundamentales para la plena membresía en el Cuerpo de Cristo, y él no incluye la creencia de que la Gran Pirámide es el cumplimiento de Isaías 19:19.

Si la creencia no era fundamental, lo que él quiso decir con la siguiente declaración:

“Introducimos así este Testigo (la Gran Pirámide de Giza) porque la inspiración de su testimonio sin duda será tan disputada como la de las Escrituras, el príncipe de las tinieblas, el dios de este mundo, y por aquellos a quienes él ciega para la verdad” — Thy Kingdom Come (Venga Tu Reino), Volumen 3 de Estudios de las Escrituras, pág. 319, § 1

La declaración anterior puede ser fácilmente entendida por lo que el propio prefacio del libro venga a tu Reino dijo sobre el asunto:

“Nunca intentamos colocar la Gran Pirámide, a veces llamada la Biblia en Piedra, en paralelo o igualdad con la Palabra de Dios según lo representado por las Escrituras del Antiguo y del Nuevo Testamento — estas últimas son siempre preeminentes como autoridad. Sin embargo, todavía creemos que la estructura de esta pirámide, tan diferente a la de todas las otras pirámides, fue proyectada por el Señor y destinada a ser una pirámide y un testigo en el medio y en la frontera de la tierra de Egipto. (Isaías 19:19) Ciertamente cuenta una historia muy diferente de cualquier otro arte o reliquia recibida de los tiempos remotos.”


Las páginas 314 y 315 también aclaran el punto:

“La Gran Pirámide, sin embargo, prueba ser un depósito de verdades importantes — científicas, históricas y proféticas — y su testimonio se encuentra en perfecta armonía con la Biblia, expresando las características prominentes de sus verdades en bellos y apropiados símbolos. No es en modo alguno un acrecimiento a la revelación escrita: esa revelación es completa y perfecta, y no necesita acrecimiento. Pero es un fuerte testimonio corroborativo del plan de Dios; y pocos estudiantes, al examinarla cuidadosamente, percibiendo la armonía de su testimonio con el de la Palabra escrita, dejarían de sentir que su construcción fue planeada y dirigida por la misma sabiduría divina, y que es la columna de testimonio a que el profeta se refiere en la cita anterior.”


Así, Russell obviamente entendía que la Gran Pirámide daba un “testimonio” corroborativo de la propia Biblia. Este testimonio es que sería contestado, según él creía, por Satanás. Russell jamás originó doctrinas en la Gran Pirámide, pero sólo vio en la Gran Pirámide un reflejo de las doctrinas ya encontradas en la Biblia. Es ese “reflejo” de la verdad que sería ofuscado por Satanás.

Es interesante notar que Russell escribió su artículo sobre doctrinas fundamentales en 1913, mucho tiempo después de que el libro Venga Tu Reino haber sido escrito, en 1890. Si la creencia en la Gran Pirámide fuera obligatoria, o fundamental, ciertamente la habría incluido en su artículo.

Así como en el comienzo del Movimiento, hoy hay enteros grupos de Estudiantes de la Biblia, así como individuos en grupos “tradicionales”, que no creen que la Gran Pirámide es el cumplimiento de Isaías 19:19, incluyendo, en general, a los Estudiantes de la Biblia Biblia Bereanos.

La creencia de que la Gran Pirámide de Giza es el cumplimiento de Isaías 19:19, al contrario de lo que muchos afirman, no es un concepto “místico” o “ocultista”. También no es ilógica o sin fundamento, cuándo se estudia los argumentos más profundamente.

Todos los derechos reservados. ©


Comentários

Postagens mais visitadas